¿Te gustó este contenido?... compártelo!

Nuestro primer día en las tierras esmeraldeñas. Después de quedarnos dormidos en el bus y perdernos en el medio de la nada, logramos llegar a Sua, una rica playa, donde comenzamos nuestras aventuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 / 10