¿Te gustó este contenido?... compártelo!

Estos últimos años se habla de que una de las formas en que Ecuador pueda salir adelante es por medio del turismo. En muchos países el turismo llega a ser tan importante que se vuelve el pilar que sostiene la economía del mismo país. Ejemplos como República Dominicana, Costa Rica, Cuba. También ciudades como Venecia y Paris son los referentes de un turismo de excelencia.

 

Ecuador tiene un potencial turístico impresionante y cada vez estamos avanzando hacia mejoras en este sector, pero para potenciarlo hay que ponerse en los zapatos del que visita, y al mismo tiempo en los zapatos de quien hospeda. Tomando en cuenta ambas perspectivas podemos generar espacios de turismos competitivos donde ambas partes salgan beneficiadas.

 

Hoy pongámonos cómo turistas. Al decidir un destino turístico se toman en cuenta muchas cuestiones previas pero entre estas hay dos que son bien importantes, más allá del precio. Estas son: accesibilidad y seguridad.

 

El lugar tiene que tener un acceso señalizado, debe existir la descrita desde puntos estratégicos y que haya posibilidad de llegar usando Waze o Google Maps, lo ideal es que esté abierto a toda hora y si eso no es posible que se cumplan con los horarios establecidos en la descripción del lugar cuando uno busca en internet.

 

Cuando llegamos a una instalación o espacio turístico, somos vulnerables a lo que pasa dentro de ese espacio, un turista no quiere estar preocupado de su bienestar porque espera que el lugar al que va cuide o le sugiera como cuidarse mientras se encuentra hospedado o atendido, y que finalmente tanto él o la turista como su familia (en el caso que viajen así) y sus cosas se queden protegidas.

 

Una vez que el cliente llega al espacio lo más importante es lograr que vuelva una segunda vez. Que se invierta en el cliente, respuestas a todas sus preguntas, siempre una actitud positiva, invitar a realizar sugerencias, un espacio limpio y adecuado en cada detalle ya que hasta el más mínimo elemento desagradable puede hacer que turista no vuelva.

 

El servicio es una de las profesiones más demandantes pero más rentables si se desarrollan sistemas que permitan que se cumpla el objetivo: cliente feliz que vuelve otra vez. De esta manera haciendo el máximo esfuerzo, juntos, los que realizamos turismo en este país, incrementaremos las razones de porque visitar Ecuador y motivar a los locales a que también descubran espacios en este bello país.

 

¿Qué otras recomendaciones como turista darías?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 / 10